miércoles, abril 30, 2008

Mi colega

(Mi colega no es así de feo, es que está poniendo careto raro pa la foto).
En estas minivacaciones he aprovechado para saludar a personas que no veía hace tiempo. A la familia que la tenía un tanto descuidada, a mis antiguos colegas de profesión (técnico amortajador), al club de fans que creamos de Leonardo Fantés, cuyo primer presidente fui yo, pero me echaron por soplarle la mamona y a mis amigos de la Agrupación Musical de Violonchelos y Violines de Estepona, en la que colaboro altamente, transportando los instrumentos y devorando el catering.
Entre mis antiguos colegas de profesión se encuentra "El Barbo", le llamamos así cariñosamente por las facciones inusuales de su geto y por su velocidad a la hora de dar una calada a un porro, a parte de que lo moja como si hubiera salido del agua el hijoputa.
Este oficial embalsamador lo está pasando mal. Salío de la cárcel de Herrera de la Mancha hace dos años por un marrón que se comió de "El Tijeras". Éste último sujeto tenía prestado su vehículo, con el que se dedicaba al contrabando de multitud de asuntos: cocaína, marihuana, cd´s piratas, piernas ortopédicas...
Un día al Barbo le hacía falta el coche, que estaba aparcado en el Barrio de Malasaña ( Ok, Miss Móstoles?), y como tenía otro juego de lllaves hizo uso de su propiedad para acercarse un momento a Alcorcón.
Cogió la carretera antigua y pasada la Renault había un control de la Policía Nacional. Barbo, que es más tranquilo que las pausas entre canción y canción de un concierto de Los Panchos, no dió peligro a ese control rutinario. Se montó un poco de caravana, pero no todos los coches eran registrados.
Al llegar Barbo a la altura de los policías le hicieron indicaciones de que parase en la zona que tenían habilitada. Barbo sin desencajar un ápice su rictus accedió a la zona señalada por el madero.
Como le vieron esa cara de toli le pidieron hasta el carnet de la biblioteca, le hicieron bajar del coche y que abriera el maletero. La humilde y preciosa cara de mi amigo Barbo tornó en asombro, inquietud y desesperación al ver el panorama que asomaba del culo del carro.
Armas cortas y largas, granadas de mano, vibradores prohibidos en Europa y desechos de comida basura de un ¿restaurant? de comida rápida. Barbo se echó las manos a la cabeza y antes de que llegasen a sus sienes ya tenía las esposas puestas.
Le entró un sudor frío corporal que se cagó encima. Ese sudor frío que te entra cuando falsificas la firma de tu padre en las notas del colegio y te pillan, ese!
Se lo llevaron para Comisaría. Le dijeron que le perdonaban lo de los consoladores y lo de las hamburguesas, lo otro era delito-delito. Perjuró que no era suyo y lo entruyaron. Padeció las tristes pastillas de jabón en los escurridizos suelos de las duchas, hoy en día las echa de menos.
El levantamiento del Barrio y la ayuda de un buen abogado hicieron justicia, y a día de hoy "El Tijeras" recoge las pastillas de sosa y mi colega está entre nosotros.
Hoy he estado con él, tenía que ir al médico. Le he dicho de acompañarle y me ha asentido. Nos hemos tomado unas cervecillas antes de ir al Ambulatorio, bastantes para mi parecer. El cabrón de Barbo ha sacado un cortauñas, se cortaba las garras y se las echaba en los aperitivos de la gente, joder!! Tengo que controlar esa furia que quiere desatar con el sistema, le he dicho que se abra un blog, a mí me va bien como terapia...
Ya en Coronel de Palma, miramos cuando nos toca con la Dra. Sánchez, y él, con la velocidad de un guepardo se ha colado en la consulta. Intento agarrarle pero se me escapa y caigo al suelo. Me levanto y entro en la consulta y veo a un matrimonio arrinconado en una esquina, aterrorizados, y a Barbo intentando arrancarle con los dientes la oreja que le queda a la Doctora, la mesa tiene un charco enorme de sangre con algo cárneo dentro de su diagrama, algo que parece una oreja.
Me acojono pero voy donde Barbo e intento separarle de la doctora. Caemos los tres detrás de la mesa y sólo oigo graznidos de Barbo, mezclados con gritos de dolor de la médica. No puedo con el y girones de pelo mal teñido me pasan por los ojos.
Oigo correr en la puerta y noto como alguien entra en la estancia, no puedo prestar atención, mis sentidos están puestos en la fiera. Noto un porrazo en el brazo, el que siento en la cabeza me deja K.O.
Cuando recobro el conocimiento estoy en Comisaría, dando mi versión de los hechos a dos maderos asquerosos. Pregunto por Barbo y no me contestan. Tomada mi declaración, me dicen que me marche y que venga mañana a por el "delincuente". Salgo.
Me marcho para casa, me abro una cerveza, me curo la herida de la cabeza, me siento un rato, me abro una cerveza, me abro otra y me acuerdo que tengo un blog...voy a hacer una entrada.
Y así fue, o no...

7 comentarios:

FBlack dijo...

me descojono..jejeje
Gracias por volver! un saludo!

pd. es que me parto...jejeje

Yo, la miss dijo...

Pobre Barbo... un día matas un perro y te llaman mataperros.
En ese barrio tuyo siempre pasan cosas extrañas. Una gran amiga vivió allí durante una temporada y debajo de su casa tuvieron una ¡peluquería! en la que continuamente cocían coliflor. jaajajaa

Respecto a lo de Hora Zulu, lo que más me gustan son sus conciertos. Me caigo, pierdo el móvil... Es una de las muchas herencias que me dejó mi ex. Te recomiendo su grupo para cuando te de el brote psicótico.(http://www.myspace.com/migrainemetal) Enormes músicos y algunos fueron vecinos tuyos...

¡Qué bien que estás de vuelta! A ver si la lías con la visita de los borboncillos. Estoy dispuesta a ayudarte! Un besazo, nene.
Nos vemos por las peñas.

Nenita dijo...

Pobre Barbo... tu amiguete es gafe como yo, espero que no me pase en los próximos años ninguna cagada similar ni parecida. No me extrana que esté desatao el pobre, después de pagar lo del tijeras el pobre, menudo marroncete...

Me encanta como escribes, tenteras de todo y encima te ríes. Eres un crack! Me alegro de que hayas vuelto, querido agus!

Un beso gordo! ;)

Julito dijo...

Que largos han sido estos días sin ti, mamón.

Comienzo mi comentario, emulando a Miss y a Nenita. Leáse:
Pobre Barbo.

Esta puta sociedad demuestra una vez más que el castigo, cuando es injusto, no conduce a la reinserción, menos aún si tienes cara de toli. Ya te juzgan solo por eso.
Si encima portas vibradores que no estan permitidos en la Comunidad Europea, date por jodido (no lo digo con doble sentido....¿o si?)

Espero que tu colega haya recobrado su placidez y su rictus vuelva a ser el mismo de la foto.
Preguntale de mi parte como ha hecho para recortarse las cejas como con un compás, porque yo tengo el mismo problema de cejas pobladas y no me hago con ellas. El tipo se ve que controla este asunto.
Dile también que el otro día estuve viendo una peli de Alfredo Landa llamada "Cateto a BARBO" y que incomprensiblemente no le ví hacer ni un triste cameo.

Nos vemos por los blogs, primo.
Nabrazo.

silpivipiapa dijo...

¡joder con el bobo del Barbo!....

para que veas chavalote he puesto un link de mi pagina a la tuya, ya me diras si te gusta lo que he puesto......

un abrazo
SIL.

ninive drake dijo...

Mandamelo unos días a Barbo, que tengo unos clientes un poco cansinos... creo que podrán hacer terapia conjunta, Barbo se desahoga y a lo demás no les quedarán ganas de venir a preguntar siempre las mismas sandeces... en fin a Barbo se le disculpa todo, ha tenido un pasado traumático, ya se sabe... hay que tener amigos hasta en el infierno, eso sí, dile que haga los posados robados un poco mejor, que no da muy bien en foto...

saludosssssssss

el agus dijo...

Gracias a tod@s fblack, por hacerte reir, es mi único fin en este tenderete, yo la miss, pa servirle (gracias por el link ese), nenita, por escribir como os ángeles, Julito, por ser Julito, silvipiapa, por ser la mejor voz que tuvo y tendrá el punk estatal ( tendrás tu recompensa antes de que termine la semana en este tu blog, gracias), ninive drake, Barbo sale poco y si sale, lo hace conmigo. Está controlado. Si yo tengo permiso en mi Sanatorio, el sale.Nos acercamos pallí con unos cuchillos de campo y la liamos...
A tod@s, GRACIAS...
NOS VEMOS POR AQUÍ... o por allí
El Agus