sábado, marzo 07, 2009

El gran Reventón

(Alguien insinuó en los anteriores comentarios que me había vendido al sistema por escribir dos relatos "normales". No es así. Me gusta esa dualidad, una de cal, una de arena. Hoy toca cal, mejor dicho VIACAL).
--
Resulta que he encontrado trabajo. Resulta que me gusta. Para ser exactos, un trabajo temporal de una ETT a la que estuve apuntado, sí, la que quemaron hace tiempo. Fui a la entrevista, en un taller de alta costura de un afamado de la moda madrileña. Una señorita muy maqueada me desgranó las entretelas (si se puede llamar así) del trabajo al que optaba. Sueldo mísero, labor fácil, contrato de tres meses. Oséa, lo que buscaba.

Le digo que sí y ella me dice que empiezo al día siguiente. Esto es coser y cantar.

--

Me presento el día de autos en vaqueros, camiseta de "The Cramps" y deportivas. Me recibe la misma mojigata. Tiene un puntazo, sino fuera por su dañina imagen: pantalones tipo "globo" amarillos, blusa naranja con volantes y flecos y una gorra de vendedor americano de periódicos, fabricada con telas de sofá, que me echa para atrás. Es guapa y hortera. Más hortera que guapa (?).

Sigo los pasos de sus chanclas de piscina, que me conducen a un despacho con carácter ejecutivo. Madera noble, con decoración "chic", cuadros indescifrables y sillas de mesa sofisticadas e incómodas. Me siento en una de ellas y me cuenta.

-Estás contratado para diversas labores, catering, ayuda de despliegue, "monteras" (no lo entendí), reciclado de residuos de la labor, transporte y marcado de prendas, así como de reglajes de entradas, servicios a modelos, limpiezas de enseres, ubicación y organización de vestidos, ayuda en la interacción del desfile, comparación de muestras y alguna cosilla que se me escapa ahora...

-Ok, acuérdate que tengo dos brazos...

-Sí, no te preocupes,-voy!!, me llaman, estoy contigo en un momento, te dejo con Amalia, ella te dice qué hay que hacer.

-Vale.

Amalia, un hombre en el cuerpo de una mujer, casi dos metros de fealdad, más pelos en los brazos que yo. Más masa muscular que yo. Y lo peor, más fea que yo. Joder!...

Amalia me indica que hay que sacar la silicona de los ojales de las agujas. Han sufrido un ataque por parte de alguien desconocido aún que les ha llenado las agujas de silicona. Yo le digo que es mejor comprar otras, pero ella disiente, las agujas, al parecer, no son de aquí, y al modisto le dan suerte.

Me paso más de seis horas quitando silicona de las malditas agujas. Son inusuales, muy modernas. Estoy hasta los güevos ya de la silicona. Las costureras casi me las quitan de las manos, es su pan, me quedan unas pocas.

--

Terminada la labor, Amalia me dice que prepare unos carros porta-prendas que hay en garage en una furgoneta. Voy por ellos con las llaves y mis armas quita-silicona. Me puedo encontrar cualquier cosa. No será ahora lo de cualquier COSA.

Llego a la furgoneta, todo OK. Subo los carros. Amalia me comenta que hay que darse prisa para el desfile.

-¿Qué desfile?

-La Pasarela Cimbeles, nuestro Jefe pasea mañana sus modelos allí.

-Ahhh!! -digo yo, ignorante, - la Pasarela Cimbeles...

--

Nos curramos todo el asunto, yo de mozo,que es para lo que me han contratado estos hijos de puta, y , FINALMENTE, está todo preparado para la Gala. El Mister da su visto bueno.

--

Al día siguiente, llegamos al Pabellón donde se celebra el tinglao , soltamos todo el lastre y nos vamos a comer. La comida, purulenta. De primero, unas obleas de garbanzo gasificado sobre crema de cacahuetes. Me lo dejé enterito. Mojé pan en el vino. De segundo, muslitos de perdiz silvestre (2) al Stilo Maître Hotel. Me comí las guarniciones. Donde esté una sopa y unos filetes empanados...

Tuve que perderme de la mesa y sacarme dos sandwich de una máquina expendedora, que, por cierto, no tenía cerveza. Mascullando los emparedados, me crucé con dos de mi equipo, un maquillador al que le gusto y un peluquero "amigo" suyo. Me invitan a irme con ellos, todavía queda para la puesta a punto y desfile.

Nos vamos a una barra que hay en el recinto, ellos enseguida se apoltronan en la barra. Piden copas y me preguntan.

-Yo? Cutty Sark con tónica.

No me apetece tomarme nada, pero la desubicación hace que pida mi bebida mágica.

Ellos hablan y hablan del desfile, mientras yo me termino el sandwich de pavo con almejas chilenas. Mi copa está entre las suyas, me coloco en medio. Me preguntan mi parecer, asiento y mascullo.

El maquillador me acaria levemente la nalga. Me hago el tonto mientras el otro, el peluquero le está inflando a conceptos, le suda la polla. Miro al maquillador y se corta. La perspectiva del cortapelos hace que no se halla enterado de nada. Vuelve a ponerme la mano en el culo.

Le pego un sorbo al Catty, la loca del peluquero le sigue comiendo la oreja al otro, momento que aprovecho para hacer un "mutis" y decir que voy al baño. Cojo mi tabaco y enebro.

Voy dirección "baño", no tengo ganas físicas de mear, pero me incomoda la situación. Llego al baño de tíos y me encuentro con esta estampa

Alguien, como yo, no podía más. Un ataque de nervios, un apretón, el reventón. Alguien con el dedo metido en el culo corriendo hasta ver una plaza libre. Se me pasa por la cabeza cómo Arguiñano desgrasa un caldo. No es lo mismo. Aquí no hay cazo que entre.

Me giro para irme y en una de las paredes veo escrito con la mierda que cuelga un "LO SIENTO", con el grosor de un dedo. Reconozco que es una persona seria, pide perdón por su apretón. O, simplemente, es parte de ese marketing que usa esta gente para desviar la atención del entendido. No lo sé.

Vuelvo al bar improvisado,y según estoy llegando veo a los dos Sanjurjos abrazados, comiéndose la boca abrazados. No me acerco ni a por la copa.

--

En el set de vestuario observo que vienen corriendo mis compañeros de copa, algo acalorados. Me río y miro para otro lado. La función va aempezar. El jefe pide orden, compás y profesionalidad. Más atrás de él, veo a Amalia desquitándose de residuos de su dedo pulgar en una pared. Haciendo circulitos marrones...

Saludos y buenos alimentos.

El Agus

9 comentarios:

Menda dijo...

Iba vestida de amarillo y naranja?

Joer, si parecería una repartidora de butano, guapo.

Espera, espera, te han acariciado una nalga y te has hecho el tonto?
Agus........no me gusta nada el cariz que toma esto....

Esteban dijo...

Ufff! L afoto del cagadero es "impresionante" ¿por qué no la presentas a algú concurso de arte?

Por cierto... con todo el cariño ¡vaya mierda de trabajo que has cogido!

Un abrazo,

Esteban

CHOPINGO dijo...

¡¡¡¡¡ ME CAGO EN ESA PUTA MIERA !!!!!
.....yO LEEE QUE TE LEE Y COMIENDO UN BOCATA...ME CAGO EN DIEZ,PRINGE EL ORDENADOR....

aGUS MI HERMANO,QUE GENIO TIENES PARA SALIR DE CAZA Y PILLAR ESA MIERDA.


un abrazo mi hermano.

Julito dijo...

La historia no tiene "desperdicio" alguno, primo.
Aparte de reirme un huevo e imaginarme "in situ" a todos los personajes, este post me ha servido para darme cuenta de que todavía queda gente con educación y buenas maneras.

No todo el mundo se disculpa después de un desaguisado como éste.

Otro puntazo de historia!!!!

El Agus dijo...

Queridos y estimados amigos:
Gracias por no ser disgustados con el relato. El escrito está fundado en un mierdal que vimos un amigo y yo. Una mermelada parecida a la de la foto. Empezamos a divagar sobre los aspectos del "Zibanto" y nos descojonabamos más y más. Luego vino lo de que el "culpable" firmara de su "dedo" y letra ese "lo siento" educado y con carácter indulgente.
Se nos ocurrieron más cosas. Otro que entró y vió el cuadro, mojó el dedo en la masa informe y escribió un "GUARROS" a doble renglón...
En fin, espero que os hayáis reído, al menos, una cuarta parte que yo con la situación. Hacía mucho que no me reía tanto con algo tan vano. Palabra.
Saludos Menda, Esteban, Chopin, Julito. Gracias.
El Agus.

anselmo dijo...

Bah, peores cagadas he dejado yo de recuerdo. sinó pregúntale a La Rata Infecta por cierta obra conceptual que dejé estratégicamente situada en cierto WC de cierto bar de Segovia que, para más INRI, no tenía agua.

yo,lamiss dijo...

Gran cagada agus, porque tiene razón anselmo. Esa merda no es nada comparado con lo que acabo de expulsar yo jaaj luego te mando una foto para que la veas, verás.
Ná... es que he pasao el finde en Móstoles y creo que me han sentao mal los vasakos de agua de grifo que me he tomao, como es de depuradora..
Bueno me voy, que ya huele.
Volveré con el esfinter relajao, que me ha encantao la entrada, un besazo

CHOPINGO dijo...

aGUSSSSSSS.....,esta metasintaxis,filosofica,en medio de tanta Meg,honra tu saber estar,mantener la calma en una situacion engorrosamente cagada.

Toto Logo dijo...

Escúchame, muy bueno lo del cartel de mierda que decía "Lo siento" . Pero para hacer eso debió cagar parado arriba del inodoro el artista.