jueves, octubre 08, 2009

Nuevo Orden Eclesiástico: poliformas.

Un hombre va andando por la calle y observa que de frente, en sentido contrario, viene Jesucristo. Cuando llega a su altura, el hombre le frena su caminar y le dice:
-Conozco a alguien que es "clavado" a ti.
FIN.
Este relatillo podría terminar con algo de crudeza, felaciones recíprocas, conocimientos mutuos de los canales de deyección, etc,..., pero, desgraciadamente termina así. Mañana escribiré un bello texto adornado de amor.
Gracias siempre a tod@s.
El Agus.

6 comentarios:

Menda. dijo...

Jjajajajajajjaja, en tu línea! Abrazos, godo.

dEsoRdeN dijo...

Y es que a Jesucristo le pasa como a los guiris: que en cuanto entra en un bar y le ven la cara, le pegan unas clavadas... (sí, es para darme de hostias, pero mi lúcida cabeza está en fase de mantenimiento nocturno... hay que joderse)

Chocolat Soul dijo...

Jajajaja lo bueno si breve, 2 veces bueno!

Chocolat Soul dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
S. dijo...

jajjajajajja pues tú también lo has clavao jajjaja

Anónimo dijo...

Armando De la tele:

Estas hablando conmigo, Agus??


Chumi, coming soon??