martes, junio 30, 2009

A bullet in your head (1)

El calor ha hecho que hoy me levante pronto. Son las diez de la mañana y ya estoy en la calle. Desayunado y medio fumado. Aprovecho para hacer unos recados antes de ganarme el jornal.
Me cruzo con mi vecino Hilario, que me informa que hay dos monjas metiendo los pies en la Fuente de los Peces. El calor en Móstoles es sofocante. Llego hasta allí y las observo. Mi fumao no me deja distinguir entre realidad y paranoia, veo pezones al aire, chapoteos y escasos curiosos. Levanto la mirada lentamente de la fuente y subo la calle.
Me acuerdo que llevo el mp3 que dejé a mi madre en su último viaje. Mi padre le cargó unas cancioncillas en una carpeta aparte de las mías, como le indiqué. Me pica la curiosidad de oir tonadas con olor a baúl e imaginar esas épocas gloriosas.
Me pongo los auriculares y lo primero que me taladra es "Yo no soy esa" de Maritrini, que me zampo entera por respeto a su carácter de finada. Realmente, me la trago porque no me acuerdo como se pasan las canciones. Le sigue una de El Consorcio que no se descifrar el título, pero que es movidita. Hasta el final. Hasta la empuñadura.
Con "Viajar hasta Mallorca" empiezan a salirme saltamontes por los oídos, toco todas las teclas del aparato y consigo cambiar de canción, pero me sale otra vez la de El Consorcio. Apago el asunto y lo dejo un rato en off para airearme y soltar el contagio a medida que avanzo al bar de mi amigo Larry.
.-.-.-.
Larry es un tío de lujo porque me deja fiadas las cervezas, pero también es majo cuando no me las deja. Me lío, Larry es majo, siempre me fía. Por eso voy allí, porque nunca pago. Es más, me llevo de vez en cuando cervezas a casa y no le doy nada, bueno, alguna colleja que otra. Me he tomado mas de mil litros de cerveza en su bar por la puta cara. Donde Larry. Mi hermano pequeño.
Larry tuvo un problema hace algunos años. Un tipo que pasaba droga le dió medio kilo de farla para que la hiciese dinero y este hizo con ella lo que el mago: la hizo desaparecer. El resultado fue que a mi hermano le cortó las piernas con una motosierra y lo dejó en un descampado desangrándose.
De no ser por dos monjas que venían de chapotear y refrescarse en la Fuente de los Peces, mi hermano a día de hoy estaría muerto. Cumplió condena por posesión ý tráfico de cocaína y salió de la cárcel como entró, en una silla de ruedas.
Se buscó la vida alejándose de la blanca, mendigó, vendió collares en puestos jipis y robó para comer. Pidió tabaco y se saltó semáforos en innumerables ocasiones.
Un buen día la vida le sonrió y le aceptaron en la ONCE. Estuvo vendiendo cupones hasta que se hartó. Pidió para un puesto de helados en Simón Hernández y se lo concedieron. El puesto estaba puesto. Una chiquita de color vendía polos, refrescos y chuches en la tienduca, mientras mi hermano manejaba el cotén en la parte de atrás.
Tres años de muchos frutos en forma de gramos hasta que dijo "hasta aquí", se compró el bar que regenta y no permite ni que fumen porros en su local. Como te vea, sale en ruedas...
.-.-.-.
Estoy llegando al bar de Larry. No sé si encender el mp3 este o esperar a que me lo mire él. Lo enciendo, le doy al play, suenan unos acordes acojonantes, son Pearl Jam en "Spin the black circle". Se me cae el cipote al suelo. Entro en el bar, mi hermano me acaba de ver y se dirige hacia mí. Me quito el auricular derecho.
-Hijo de la gran putaaaa!!!-grita Larry, haciendo rodar su silla de ruedas.
-Larry... campeón..!
-Me cago en tu puta vida, saco de heces!!! Llevo dos semanas sin verte...
-No grites- le digo. Hay clientes.
-Me suda la polla!!
-Oye!!- agarrándole de la pechera- De qué cojones vas? Hay gente en la barra...
-Me da lo mismo, eres TÚ, necesito abrazarte, HIJODEPUTAAAAA!!!
Me agacho y nos abrazamos. Mi hermano pequeño es una de las razones de que yo esté medio cuerdo y limpio.
-Quieres una birra?
-Entonces...
Charlamos de nuestras cosas mientras me apliqué 9 botellines. Mi fumada, mi hermano y mi arraigo a la barra dejaron pasar los temas del mp3 de los cojones. Parecía el seguridad de un garito con el pinganillo colgado.
-Tengo que llamar al "Tuli"...
-Al Tuli pa qué?
-Para que se traiga hoy la guitarra, con la funda y todo...
-Hoy os toca?
-Sí, hoy FIJO que hacemos un concierto.
-Ten cuidado, a ti te gusta el hard-core...
-Es algo fácil, una armería, un robo, quién se va a enterar...
...(Continuará mañana)...

8 comentarios:

El Agus dijo...

(Perdón, he actualizado. Lo siento mucho)
Agus copia y pega esto.
Saludos.
(otro copy and paste)

Menda dijo...

Qué curioso que el mismo día que te levantas temprano y vas donde Larry, te cruces con las dos monjas que el día de la masacre con la motosierra auxiliaron al colega............
¿Serán las mismas?

Un abrazo, Agus....

anselmo dijo...

Evidentemente son las mismas. ¿Que coño hacía Pearl Jam con las reliquias del pasado?.
Coño, pues de trigo limpio nada...esto va a acabar en baño de sangre...fijo.

yo,lamiss dijo...

¿Un tío que regenta un bar en Móstoles y se llama Larry? Ese tío oculta algo... ¡y no sólo la cocaína!
Veo que sigues con tu disfunción mental y horaria, me alegro. ¿Sigues preso, ingresado, amortajando cadáveres o es que se te ha echado la hora encima en el bar del tanatorio?
Por cierto, me alegro mucho de tu vuelta, de verdad, sigues tan evocador como siempre, pero ni se te ocurra volver a llamar a mi casa a esas horas y sólo para decirme que has actualizado!

S. dijo...

yo tenía un perro que se llamaba larry,murió envenenado.
9 botellines?que envidia me das:P

Chocolat Soul dijo...

Pero bueno, tan pronto fumao? Jejeje... Pobre Larry, la vida no le ha sonreído, menos mal de las monjas sino... pero se nota que os quereis... 9 botellines... eres un crack!

P.D. El Consorcio? Awita!

Julito dijo...

Cojonudo relato como siempre primo, aunque me ha quedado una duda: Has dicho que el puesto de helados lo regentaba una chica de color, pero no has dicho de qué color era.
Para otra vez, intenta ser más preciso que si no me lio.

Un abrazo y perdón por andar tan disperso. A ver cuando nos vemos y nos tomamos unas cañas en cá Larry.

Danilo Parte, a.k.a ,Martín iconli Mon dijo...

"Me agacho y nos abrazamos"... increíble.

Por cierto, cuál era la fuente de los peces, llevo sólo una año fuera y ya ni me acuerdo.